Aprender un idioma es gratificante

Aprender un idioma

aprender idiomasAntes de entrar en un nuevo año, siempre pensamos en los propósitos y objetivos para ese año. Tenemos sueños y metas que queremos alcanzar y para muchos, aprender un idioma está entre ellos.

Pensamos en las vacaciones anteriores cuando fuimos a conocer un país extranjero y no pudimos comunicarnos con nadie. A base de señas y gestos… Lo recordamos como algo cómico, (ya ha pasado un tiempo), pero no recordamos lo desesperante que fue no poder preguntar y hablar con normalidad con un lugareño. Y es cuando pensamos: El año que viene aprendo un idioma.

Ya ha pasado el año, muchos nos hemos apuntado a alguna escuela de idiomas cercana a casa. Otros nos hemos olvidado de nuestros pensamientos de aprender un idioma. Se nos ha olvidado la experiencia de las vacaciones o simplemente no sacamos tiempo entre el trabajo y otras cosas.

Aprender idiomas supone un gran esfuerzo (a no ser que seas bilingüe de nacimiento). Pero aunque no sea cuestión de magia, tampoco tiene porqué ser complicado. Pertencer a una buena escuela o academia de idiomas, ya te resuelve la mitad de la complicación. Cuando asistes a una buena escuela de idiomas, aprenderás prácticamente sin darte cuenta. Aunque siempre recomendamos y creemos necesario que el alumno ponga todo su esfuerzo, empeño y dedicación, fuera del horario de clases.

Aprender idiomas, ¿Cómo?

Ya hemos mencionado la importancia de la escuela de idiomas. Pero ¿Quiéres saber qué más puedes hacer para aprender? De madera paralela a las clases, puedes:

  • Ver películas en el idioma
  • Viajar al país y pasear por las calles, mezclarte con su gente
  • Leer en el idioma
  • Utiliza tecnología con dicho idioma. Por ejemplo: Hablar por skype con un nativo, descargarte apps del idioma, etc.
  • Hablar todo lo que puedas: No tengas vergüenza ni te cortes. La vergüenza no hará maás que retrasar tu aprendizaje. No te preocupes de la pronunciación, empieza entiendiendo lo que te dicen y ya irás cogiendo el acento.